CÁLCULOS BILIARES – ENFERMEDADES DE LA VESÍCULA BILIAR

Los cálculos biliares son grumos de material sólido que se forman en la vesícula biliar, un pequeño órgano situado debajo del hígado. Los cálculos pueden ser tan pequeños como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf, y suelen formarse cuando hay demasiado colesterol en la bilis.

La presencia de cálculos biliares puede causar:

  • Dolor Abdominal
  • Náuseas
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Ictericia (Color amarillo de la piel y ojos)

El síntoma más frecuente de los cálculos biliares es una repentina e intensa dolor en el abdomen (conocido como cólico biliar). En algunos casos, los cálculos biliares pueden obstruir los conductos biliares o pancreáticos y causar una afección más grave como colecistitis (Inflamación de la vesícula) o la Coledocolitiasis (Obstrucción del conducto biliar principal). Es importante que hables con tu médico si experimentas algún síntoma, para que pueda determinar la mejor forma de actuar.

Tipos de cálculos biliares

Hay dos tipos principales de cálculos biliares: cálculos de colesterol y cálculos de pigmento.

Cálculos de colesterol

Los cálculos de colesterol están formados por colesterol que se ha depositado en la vesícula biliar. Son el tipo más frecuente de cálculos biliares y representan hasta el 80% de los casos. Suelen tener un tamaño que oscila entre un grano de arena y una pelota de golf, y pueden ser de color amarillo o amarillo verdoso.

Cálculos de pigmento o pigmentarios

Los cálculos pigmentarios están formados por bilirrubina cálcica y otras sustancias, y suelen ser más pequeños que los cálculos de colesterol. Suelen ser de color negro o marrón. Ambos tipos de cálculos biliares pueden causar síntomas como dolor abdominal, náuseas, fiebre, escalofríos e ictericia.

Se desconoce la causa exacta de los cálculos biliares, pero el riesgo de desarrollarlos aumenta con la edad y la obesidad, así como algunas otras afecciones, como la diabetes y la pérdida rápida de peso. Además, ciertos medicamentos y dietas pueden aumentar el riesgo de cálculos biliares.

Causas

Las causas de los cálculos biliares no están claras. Los médicos creen que los cálculos biliares se pueden originar cuando ocurre lo siguiente:

  1. Demasiado colesterol en la bilis: los niveles elevados de colesterol pueden hacer que se solidifiquen y formen cálculos.
  2. El exceso de bilirrubina: Algunas enfermedades pueden hacer que el hígado segrega demasiada bilirrubina, como la cirrosis hepática, infecciones de las vías biliares y determinados trastornos de la sangre. El exceso de bilirrubina contribuye a la formación de cálculos biliares.
  3. No hay suficientes sales biliares: Las sales biliares ayudan a descomponer el colesterol en la vesícula biliar, y si no hay suficiente cantidad de sales biliares, el colesterol puede endurecerse y formar cálculos.

Tratamiento

Aunque existe información de algunos medicamentos o terapias alternativas, la única forma conocida de tratamiento definitivo es la cirugía colecistectomía laparoscópica que remueve la vesícula junto con las piedras en un procedimiento de mínima invasión.

En algunos casos, los cambios en el estilo de vida, como perder peso o cambiar la dieta, pueden ayudar a prevenir los cálculos biliares de formarse. Independientemente del tipo de cálculos biliares que tengas, es importante que hables con tu médico si experimentas algún síntoma, para que pueda determinar la mejor forma de actuar. El tratamiento de los cálculos biliares está disponible y puede ayudar a aliviar los síntomas y prevenir complicaciones posteriores.

Prevención

Aunque se desconoce la causa exacta de los cálculos biliares, los factores de riesgo son la obesidad, una dieta rica en grasas, la pérdida rápida de peso, la diabetes y ciertos medicamentos. Otras causas posibles son las personas con antecedentes familiares de cálculos biliares o las mayores de 40 años.

En una Cirugía Bariátrica cuando se pierde peso de manera rápida existe mayor probabilidad de presentar piedras en la vesícula, esto debido a la carga elevada de colesterol que se pierde por la bilis.

La buena noticia es que existen pasos que puedes dar para reducir el riesgo de desarrollar cálculos biliares. Seguir una dieta sana, mantener un peso saludable y hacer ejercicio con regularidad son componentes clave para prevenir los cálculos biliares. Comer mucha fibra soluble, como salvado de avena o legumbres, también es importante para disminuir los niveles de colesterol y reducir el riesgo de formación de cálculos biliares. Consumir menos grasas y colesterol, mientras que aumentar la ingesta de proteínas magras y grasas saludables, como el aceite de oliva, también puede ayudar a reducir el riesgo. Además, mantener un peso saludable y evitar la pérdida rápida de peso son importantes para reducir el riesgo de cálculos biliares.

Por último, es importante que hables con tu médico antes de empezar a hacer cambios en la dieta o en el estilo de vida que puedan afectar a tu riesgo de desarrollar cálculos biliares. Tu médico puede sugerirte otras estrategias para prevenir la formación de cálculos biliares, como tomar medicamentos para reducir el colesterol o plantearse un procedimiento para extirpar la vesícula biliar.

Conclusión

Los cálculos biliares son bastante frecuentes y pueden causar dolor y otros síntomas. Afortunadamente, hay medidas que puedes tomar para reducir el riesgo, como seguir una dieta sana, mantener un peso saludable y hacer ejercicio con regularidad. También es importante que hables con tu médico sobre cualquier cambio dietético o de estilo de vida que pueda afectar a tu riesgo de desarrollar cálculos biliares, algunos pacientes pueden confundir el dolor abdominal de gastritis con esta enfermedad, siempre que exista dolor abdominal debe ser evaluado por un especialista y así hacer un mejor diagnóstico evitando poner en riesgo tu salud. Juntos podrán decidir un tratamiento adecuado para reducir el riesgo y mantener la vesícula biliar funcionando como debe.

Si requieres asesoramiento sobre los Cálculos Biliares no dudes en contactar al Dr. Sergio del Hoyo. Especialista en el tratamiento de todo tipo de problemas relacionados con los cálculos biliares. Tiene amplia experiencia y conocimientos en este campo, así como una amplia red de colegas especialistas. Puede ayudarte a comprender las causas y los tratamientos de los cálculos biliares, así como aconsejarte sobre el mejor curso de acción para tu caso individual.

Share the Post:

¡Agenda una consulta hoy!

Si tienes algún padecimiento o deseas conocer si eres elegible para una cirugía bariátrica, contáctanos.