hernias

HERNIAS | CAUSAS Y TRATAMIENTO

Una hernia se produce cuando un órgano o tejido graso se empuja a través de un músculo debilitado u otra zona del cuerpo. Es una de las afecciones médicas más frecuentes entre los adultos, y en algunos casos puede causar dolor y molestias. Afortunadamente, existen tratamientos para reparar las hernias y aliviar los síntomas. En este blog, explicaremos las causas y tratamientos para las hernias.

¿Qué son?

Las hernias son una afección médica frecuente que afecta a millones de personas cada año. Una hernia se desarrolla cuando una parte de un órgano interno sobresale a través del tejido circundante o de la pared muscular, creando una protuberancia perceptible bajo la piel. Aunque algunas hernias pueden estar presentes al nacer, otras pueden desarrollarse más tarde en la vida debido a un esfuerzo o una lesión. Las hernias pueden encontrarse en cualquier zona del cuerpo, pero son más frecuentes en el abdomen.

Por lo general no hay causa clara para una hernia. Esto puede deberse al embarazo, a levantar objetos pesados, a la obesidad, a la tos crónica, al estreñimiento e incluso a la genética.

Tipos de Hernias

Los tipos de hernias dependen de su ubicación:

Hernia femoral: es una protuberancia en la parte superior del muslo, justo debajo de la ingle. Este tipo es más común en las mujeres que en los hombres.
Hernia quirúrgica o ventral: si usted ha tenido una cirugía abdominal en el pasado, este tipo de hernia se puede dar a través de una cicatriz.
Hernia umbilical: es una protuberancia alrededor del ombligo. Sucede cuando el músculo alrededor del ombligo no se cierra completamente o se abre por un esfuerzo mal realizado.
Hernia inguinal: es una protuberancia en la ingle. Este tipo es más común en los hombres y puede bajar hasta el escroto.

Tratamiento de las hernias

El tratamiento de cualquier tipo de hernia es la cirugía que generalmente dependiendo el tamaño y localización de la hernia se puede utilizar una malla para reforzar la pared muscular y así evitar que regrese una hernia. Dependiendo el tipo de hernia la cirugía puede ser reparación de hernia por laparoscopia.

Este procedimiento utiliza incisiones muy pequeñas que se cierran con suturas o puntos disolubles. El tiempo de recuperación puede variar en función del tipo de reparación de la hernia, pero por lo general después de dos a cuatro semanas se puede volver a las actividades normales.

Prevención de las hernias

Prevenir las hernias no es una garantía, sin embargo, hay medidas que ayudan a reducir el riesgo. Mantener un peso saludable, evitar levantar objetos pesados y mantener una buena fuerza central son formas de prevenir las hernias. El uso de prendas de soporte, como un braguero o un corsé, también puede ayudar a mantener la hernia en su sitio y reducir las probabilidades de tener que someterse a una intervención quirúrgica. Además, mantener fuertes los músculos abdominales también puede ayudar a evitar las hernias.

Hacer ejercicios que se centren en los músculos centrales, como las posturas de tablón y puente, puede ayudar a fortalecer el abdomen y mantener a raya las hernias. Por último, si ya tienes una hernia, asegúrate de que tu médico te haga revisiones periódicas para evitar que empeore. Si se agrava, es importante que reciba atención médica de inmediato para evitar que siga empeorando.

Conclusiones

Las hernias son una afección médica frecuente que puede causar dolor y molestias si no se trata. Afortunadamente, hay varias opciones de tratamiento disponibles para reparar y reducir los síntomas. Habla con un médico sobre la mejor opción de tratamiento para ti, ya que existen tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos. Con los cuidados y la atención adecuados, las hernias pueden tratarse eficazmente.

Puntos clave

Las hernias se producen cuando un órgano o tejido graso se empuja a través de un músculo debilitado u otra zona del cuerpo.
Entre las causas de las hernias están el embarazo, levantar objetos pesados, la obesidad, la tos crónica, el estreñimiento y la genética, cualquier actividad que eleve la presión dentro del abdomen.
Los síntomas de las hernias varían según el tipo y la localización, pero pueden incluir un bulto o protuberancia en la zona afectada, dolor al levantar peso o toser y náuseas.
Las opciones de tratamiento de las hernias incluyen cambios en el estilo de vida, como evitar levantar objetos pesados, el uso de prendas de sujeción y/o la cirugía.
Habla con un médico sobre la mejor opción de tratamiento para ti, ya que hay tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos. Con los cuidados y la atención adecuados, las hernias pueden tratarse eficazmente.

Share the Post:

¡Agenda una consulta hoy!

Si tienes algún padecimiento o deseas conocer si eres elegible para una cirugía bariátrica, contáctanos.